Llevaba un tiempo dándole vueltas a la idea de tener un servidor casero para cubrir algunas necesidades. En su momento tuve un viejo equipo con un Pentium III haciendo estas funciones el cual me servía principalmente de gestor de descargas las 24hs (en tiempos donde el estándar de bajada eran 512kbps era la panacea poder descargar todo el día), tarea que hoy cubro con mi router. Pero lo cierto es que hoy mis necesidades son diferentes, y lo que busco principalmente es poder disponer de almacenamiento sincronizado sin depender de servicios de terceros como Dropbox, Google Drive o MEGA (el cual venía usando ocasionalmente), por lo que correré Nextcloud.

El principal beneficio de disponer de un servidor casero -para mi y al día de hoy- es tener mis datos alojados en la nube sin incurrir en gastos por contratar servicios y sacrificando mi privacidad entregando mis datos a terceros.

Empecemos por decir que el verdadero problema es que cuando quieres que tus datos personales sean solo tuyos no debes entregárselos a terceros. No importa lo mucho que te guste esa empresa, cuando quieres hacer algo bien lo mejor es hacerlo por ti mismo, y eso también vale para la nube.

Read More →