En la instalación de muchas distribuciones GNU/Linux es común que si vamos a compartir PC con otros sistemas operativos o distros sean detectados automáticamente y agregados al cargador de arranque GRUB2 (anteriormente GRUB). Recuerdo algunas que no lo hacen, como puede ser ArchLinux, pero el común de las distribuciones tiene este comportamiento y resulta muy práctico en esas situaciones el no tener que posteriormente a la instalación agregar manualmente cada una de las entradas/opciones posibles.

El caso es que, si agregamos un disco posterior a la instalación del sistema y éste tiene otro sistema instalado, no nos aparecerá en las opciones de arranque automáticamente. Siempre podremos cambiar el orden de arranque de los discos para poder acceder a él, pero no resulta tan práctico. Otro escenario posible es instalar un segundo sistema operativo sin cargador de arranque para luego gestionarlo todo desde el que ya tenemos instalado.

Read More →