Para aquellos que somos ávidos lectores el pasar del papel a una pantalla supone un cambio demasiado drástico, tanto en ventajas como desventajas. En lo personal la primer pantalla en la que leí libros fue un viejo monitor CRT, pasando luego por alguna lectura ocasional en dispositivos de pequeño tamaño, y luego sí una experiencia de lectura bastante amplia -y reciente- en tablets y lectores de libros electrónicosereaders“. De estos últimos y específicamente de mi experiencia con el modelo Glowlight Plus de la marca Nook (Barnes&Noble) es de lo que quiero comentarles.

Read More →