Hace ya algún tiempo uso una notebook HP Envy 4, la cual va bastante bien con Trisquel GNU/Linux. En su momento me resultó problemático hacer funcionar la tarjeta de red inalámbrica (la cual terminé por sustituir) y activar el sonido 5.1 que trae incorporado, pero nada que impidiera el correcto funcionamiento.

Como tarjeta gráfica trae una Intel HD 3000 series, la cual funciona perfectamente con controladores libres en Trisquel, salvo por un pequeño detalle al cual nunca le presté atención: al iniciar el brillo de la pantalla es 0 (se ve ‘apagada’). No supone problema alguno pues basta con usar las teclas de control de brillo para aumentarlo y listo, y como acostumbro hibernar en lugar de apagar no tengo que aumentar el brillo cada vez que la enciendo.
Pero en su momento tuve el mismo problema en una notebook eMachines con Ubuntu 12.04, en la cual resultó algo más molesto pues no funcionaban las teclas de control de brillo y era necesario cambiar la configuración manualmente y a ciegas, dejándola fija.

Así que sea cual sea el caso, si tienes el problema del brillo de la pantalla bajo al inciiar, la forma de establecer el valor al iniciar el sistema es editar el archivo /etc/rc.local agregándole el comando siguiente comando (antes de la línea exit 0).

echo 5 > /sys/class/backlight/acpi_video0/brightness

En donde ‘5’ es el valor de brillo deseado, el cual usualmente va de 0 a 10, pero por si acaso para saber cual es el valor máximo que soporta tu equipo puedes ejecutar en terminal la siguiente orden:

cat /sys/class/backlight/acpi_video0/max_brightness

Bastará con guardar los cambios en /etc/rc.local con el valor deseado y al próximo inicio de sistema ya no tendremos este pequeño inconveniente.