Desde hace 6 años me acompaña una computadora portátil HP Envy Sleekbook 4, que en su momento (año 2012) adquirí recertificada grado A por el fabricante y con unas especificaciones más que decentes según su precio.

hp-envy-sleekbook

Los recursos que me ofrecía eran estos: procesador Intel Core i3-2377M a 1.5GHz, 4GB de RAM DDR3, 500GB de disco, conectividad WiFi 802.11b/g/n/ y Bluetooth 4.0, pantalla de 14″, puertos USB 3.0, 3-4 horas de batería y un Windows 7 Home Premium preinstalado.
Por supuesto hubieron algunos cambios ni bien llegó a casa, le agregué 4GB más de memoria RAM, cambié el disco duro por un SSD de 120GB y le cambié la tarjeta WiFi por una que funcionaba con controladores libres y era compatible con esta portátil HP. Después de eso, le instalé Trisquel GNU/Linux, la distribución 100% libre que usaba en ese momento.

Esta computadora me acompañó durante algo más 2 años siendo mi equipo principal, soportando un uso diario desde recreativo hasta profesional. Con un segundo monitor y un disco externo para almacenar ciertos contenidos no tuve nada de que quejarme. Luego mi equipo principal pasó a ser una computadora de escritorio y esta quedó en segundo plano, aunque siempre que necesité trabajar en movilidad estuvo allí.

Pero el paso del tiempo es inevitable y de a poco se ha ido deteriorando o quedando “obsoleta” para mis necesidades. Hasta que recientemente, motivado por algunos cambios en mi rutina y la necesidad de disponer de un equipo en movilidad donde estudiar y probar software, estuve debatiendome entre adquirir una nueva portátil o volver a usar esta. Pensé en adquirir un equipo nuevo al precio más bajo posible pero para cubrir mis necesidades pero se me iban de presupuesto, también busqué en el mercado de segunda mano y encontré opciones interesantes (motivado por la experiencia del señor Converso72 y su Thinkpad X220), y por último evalué qué necesitaría cambiar para continuar utilizando la HP Sleekbook, y es lo que les quiero contar: cómo la actualicé para continuar dándole uso por poco más de 100 dólares.

Los problemas que tenía

Lo primero fue identificar qué limitaciones o problemas presentaba para el uso que le voy a dar, que son dos y en este orden: escaso almacenamiento y poca duración de la batería (áprox. 1 hora y media). Es cierto que presenta otros detalles, como la pantalla con manchas blancas en las esquinas (imagino del desgaste de tanto tiempo encendida) o problemas estéticos en la superficie metálica (que solucioné parcialmente pintándola con un aerosol) pero no son un problema para el uso que le daré.

La solución al almacenamiento

Hace algún tiempo había notado que además del disco principal con conexión SATA3, internamente había un puerto mini PCI-E / mSATA sin usar, como no necesitaba más almacenamiento que el ofrecido por el SSD no le presté mucha atención, pero ahora creí interesante aprovecharlo. Buscando en los foros de HP encontré varios comentarios mencionando que el almacenamiento mSATA se podía usar como disco de arranque solamente si no estaba presente el SATA3, pero afortunadamente en GNU/Linux podemos tener el cargador de arranque en un disco y el sistema operativo en otro sin demasiado esfuerzo (el punto de montaje /boot puede estar en cualquiera, el destino de grub-install /dev/sdX determina en que dispositivo estará el arranque).

Así que adquirí en Amazon un disco híbrido SSHD de Seagate de 500GB de almacenamiento mecánico + 8GB de caché SSD y de 5mm (necesario para este modelo de portátil) por 50 USD y un SSD mSATA de 32GB de la -para mí desconocida- marca Dogfish por 25 USD. El disco SSHD de 500GB pasa a ser el almacenamiento de archivos y el SSD de 32GB el del sistema operativo.

hp-envy-almacenamiento

Los instalé y configuré el arranque como lo comentado, aprovechando para configurar el cifrado del disco de 500GB donde estarán mis archivos y no quisiera que en caso de “extravío” alguien pudiera acceder.

La solución a la batería

Bueno, no hay mucho que decir, compré por 33 USD una batería en Amazon, específicamente una de la marca ZWXJ modelo EL04XL que promete las mismas capacidades que la EL04XL original de HP. Aún no ha llegado así que no puedo comentar demasiado, pero sería esperable que si funciona bien la portátil recuperara las 3 o 4 horas de autonomía originales.

hpenvy-bateria

El resultado

Por 108 USD más gastos de envío y 4 horas de tiempo invertido, tengo mi vieja computadora portátil funcionando, un Intel Core i3 de 2da generación con 8GB de RAM, 500GB de almacenamiento y el sistema operativo corriendo desde un SSD, características bastante interesantes, a un precio mucho menor que adquirir un equipo nuevo (o de segunda mano) y con toda la “diversión” de realizar la instalación del nuevo almacenamiento y luego del sistema operativo (Debian GNU/Linux 10 en este caso).

hpenvy.jpg
HP Envy Sleekbook en funcionamiento