Linux, 25 años entre nosotros

por | 22 agosto, 2016
Linus Torvalds

Linus Torvalds. Fotografía por finland.fi

Hola a todos aquellos que usan Minix.

Estoy haciendo un sistema operativo (gratuito) (solamente una afición, no será grande ni profesional como el GNU) para clones 386(486) AT. Este ha estado gestándose desde abril, y está comenzando a estar listo. Me gustaría recibir cualquier comentario sobre las cosas que gustan/disgustan en minix, ya que mi SO (Sistema Operativo) se le parece un poco (la misma disposición física del sistema de archivos, debido a motivos prácticos, entre otras cosas).

Actualmente he portado bash (1.08) y gcc (1.40), y las cosas parecen funcionar. Esto implica que conseguiré algo práctico dentro de unos meses, y me gustaría saber qué características quiere la mayoría de la gente. Cualquier sugerencia es bienvenida, pero no prometeré que las pondré en práctica 🙂

Linus Benedict Torvalds (torvalds@kruuna.helsinki.fi)

PD. Sí – es libre de cualquier código de minix, y tiene un sistema de archivos multi-hilo. NO es portable (usa 386 una conmutación de tarea etc.), y probablemente nunca será soportada por nada más que los discos duros AT, porque es todo lo que tengo 🙁

Pasaron 25 años desde que Linus Torvalds enviara el primer mensaje a la lista de correo de Minix anunciando que comenzaba a desarrollar un sistema operativo. En aquel entonces pocos conocían a Linus Torvalds, un estudiante de Ciencias de Computación en Helsinki, y Linus Torvalds parecía no conocer el potencial de su creación.

Todo comenzó con el objetivo de desarrollar un mejor emulador de terminal que el que tenía Minix, el sistema operativo tipo Unix que usaban en la Universidad de Helsinki y el cual Linus ante no poder modificarlo decidió tomarlo como inspiración para crear el suyo.

En 25 años Linux se ha vuelto un sistema operativo grande y profesional, con el respaldo de grandes compañías, una fuerte comunidad y desplegado a lo largo del mundo en servidores, escritorios, teléfonos inteligentes y gran variedad de dispositivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *