El día de hoy me encontré con la necesidad de probar una aplicación compilada para Windows, y como ya he comentado en mis PCs utilizo GNU/Linux (Trisquel y Xubuntu); y utilizar Wine o algún frontend como PlayOnLinux tampoco era una opción para la prueba que necesitaba realizar. Por lo cual necesitaba una instalación de Windows, y recordé que por ahí tenía una licencia OEM que traía mi notebook sin utilizar y que me podría servir. Pues si bien desde Windows 7 al menos las instalaciones ofrecen algunos días de prueba antes de bloquearse y exigir la clave de activación, pensé que sería útil a futuro contar con una instalación de Windows en una máquina virtual.El tema aquí es que instalar un Windows y que este sea una copia legal no es algo tan simple como introducir una clave, existen distintas versiones y ediciones de Windows (que no son exactamente lo mismo), y existen varios modelos de licenciamiento, por lo cual hay que verificar qué medio de instalación usar para qué tipo de licencia. Para el caso de las OEM, es necesario utilizar un medio de instalación OEM que nunca llega al usuario final dado que este tipo de licencias son para el fabricante o ensamblador de equipos que los vende con Windows preinstalado. Además, estas licencias están ligadas al hardware sobre el que fueron instaladas (admiten su reinstalación solamente en el mismo hardware) y el certificado de autenticidad (COA) que es un adhesivo que suele venir en los equipos y se ve algo así (para Windows 7 y anteriores):

Certificado de Autenticidad de Windows 7 instalado en hardware Lenovo
Certificado de Autenticidad de Windows 7 instalado en hardware Lenovo

Entonces, para realizar la instalación primeramente necesitaría un medio de instalación OEM para Windows 7 Home Premium de 64 bits que era la versión que traía licenciada la notebook, luego recuperar el certificado de autenticidad que había despegado y guardado por ahí para volverlo a pegar y tener el comprobante, y lo más importante: verificar que fuera legal usar la licencia en una máquina virtual dentro de la notebook y no en el disco físico , dado que para nada me interesa tener una instalación de Windows independiente e inaccesible desde GNU/Linux que usaré en pocas ocasiones.

Buscando información en los foros de Microsoft Technet, encontré varias consultas similares con respuestas algo variadas, siendo la más común que es necesario adquirir licencias FPP (Full Packaged Product), que vienen siendo las cajitas con Windows que podemos adquirir en tiendas de informática. Y en todas las respuestas hay una constante: la licencia OEM es válida solamente para el hardware sobre el cual fue instalado por el fabricante, no para hardware virtual dentro de éste. En todo caso, para utilizar licencias OEM en máquinas virtuales, estas deberán venir preinstaladas por el fabricante (y de todos modos es una suerte de vacío legal en los contratos de licencias de Microsoft).

Por lo tanto queda descartada la posibilidad de aprovechar la licencia de Windows 7 Home Premium que tengo sin utilizar.

Según la información que he podido encontrar sobre entornos Windows clientes (no Windows Server) virtualizados, de forma resumida y sin entrar precisamente en los licenciamientos para servidores que incluyen algunas vías específicas para virtualización:

  • Los sistemas operativos Windows cliente se licencian por dispositivo. Dado que una máquina virtual no es el mismo dispositivo, tenemos que licenciar el “dispositivo virtual“.
  • Dado que el dispositivo virtual se entiende como distinto al dispositivo físico la licencia OEM de éste último no se puede utilizar en el primero.
  • Su licenciamiento es independiente del fabricante de la solución de virtualización que sustente la solución.

Si desde GNU/Linux queremos tener una máquina virtual con Windows para trabajar, seguimos teniendo adquirir una licencia de Windows para ese dispositivo y estaremos en situación perfectamente legal. Según el EULA de Windows (para más información aquí están los End User License Agreements de todos los productos de Microsoft):

En lugar de usar el software directamente en el dispositivo con licencia, podrá instalar y usar el software solamente en un sistema de hardware virtual (o emulado de cualquier otro modo) en el dispositivo con licencia.